Subscribe:

miércoles, mayo 17, 2006

Pendejos*

Alexis Sánchez es un pendejo. Bueno para la pelota, talentoso como él solo, pero pendejo. Rodrigo Tapia es otro pendejo. Afortunado como nadie. Dueño de las condiciones propias de un insigne artillero, pero pendejo al fin y al cabo. Jorge Valdivia es otro. Por edad y comportamiento, su genio dentro de la cancha está emparentado con una capacidad sin igual de ganarse problemas gratis. Lo que se denomina un pendejo de tomo y lomo.
Así se les llama a los jóvenes: Pendejos. Comienzo ofreciendo las disculpas a quien le moleste el término. Pero en el argot coloquial, es la mejor forma, la más espontánea para referirse a quienes tienen pocos años de vida, poca experiencia y la proclive tendencia a tomar decisiones rápidas.
Algunos dicen que hay que proteger a los pendejos. Cuidarlos, guiarlos, cobijarlos hasta que alcancen la madurez suficiente. Enarbolan miles de casos de nóveles futbolistas que portaban la promesa de crack y terminaron sumidos en su propia leyenda. Los Rozental, Lobos, Tudor, Neira, Vega y cientos más. Están quienes habitan en la vereda contraria. Los que enumeran la misma cantidad de futbolistas a quienes el pronto debut les hizo bien. Caszely, Figueroa, Chamaco, Jiménez. Tan pródigos en talento que no había forma de contenerlos. Y claro, en el extranjero los jugadores no esperan. Antes de los 20 años ya están formados, jugando en el exterior, consagrados.
Todos tienen razón. Respuesta tan salomónica como real. Porque todos los casos son diferentes. Y es ahí donde radica el problema. Cuando se trata a los futbolistas como fórmulas matemáticas. Cuando se asegura que un ejemplo debe ser imitado, así nomás, por cualquier otro. ¿En qué se parecen Alexis Sánchez, Rodrigo Tapia, Jorge Valdivia o Sebastián Rozental? En nada pues. En nada.
Somos un país de futbolistas discretos. Siempre lo hemos sido. Vivimos de buenas generaciones. Puñados de jugadores que de tanto en tanto se aglutinan y nos regalan festejos. Pero no es una tendencia sostenida en el tiempo. Se empaña todo con el fugaz entusiasmo que no rinde frutos. Las alabanzas extremas. Las sobadas de lomo. Los compadrazgos eternos.
Pendejos. No es un pecado ni una virtud. Es una condición. Los pendejos tienen derechos. A equivocarse. A temer. A agrandarse. A soñar. A botar la esponja. A ser pendejos un rato. A la larga, el que es bueno llegará igual arriba. Así pasa en Chile. El recambio es un proceso natural. No se apura. Los talentosos llegan de todas formas, aunque sean pendejos.
Chile está lleno de tipos buenos para la pelota. Algunos llegan. Otros terminamos como periodistas deportivos. El talento que nos falta es, precisamente, aquel que no tienen quienes toman las decisiones de verdad. Esos no son pendejos. Son viejos. Pero actúan, casi siempre, como niños chicos.
------------------------------------------------------------------------------------
* Cristián Arcos, periodista de la Universidad de Chile. Su labor profesional la ha desempeñado siempre en el área deportiva, ha trabajado en El Mercurio, La Tercera y Chilevisión.

2 comentarios:

Hugo Donaire Miles dijo...

la mas pura verdad. Eso de Pendejo.
El problema ed fondo de que no podemos ser más en el futbol, es por que el periodismo deportivo en chile es un asco. Cero estadisticas, cero conocimiento de jugadores de donde nacio del numero de la camiseta, imaginate el cdf es una tortura, como el caco villalta puede decir algo si no sabe quien es el volante de contención de que acompaña al chiki en el huachipato. Es una verguenza, hacen notas sobre la tele de la mama del pescadito parada. en fin. Nunca hacen una critica futbolistica de sistemas. nada Lo peor es que nadie critica a los equipos grandes, de su pesimo juego, me puedes decir que colo-colo juega bien que la U juega bien. nada por que si lo hacen se quedan sin pega, se quedan sin el asado para el fin de semana, se quedan sin la camiseta para su hijo y el hijo de su amante. En fin,el periodismo deberia ser educativo, enseñarle a la gente cules son los valores jovenes de chiel en futbol, que la gente sepa que hay rodrigo caceres que la rompe en curico, un alvarado que la rompe en pto montt, de un vidangozzy en la unión,de un montecinos que la rompera en el chikitito palestino. En fin una pena compadre. Bianchi, shiapacasse, Colocolo Israel, Colocolo Guarelo, en fin todos ellos a estudiar a la escuelita de los de abajo. Una escuela limpia que ayuda al futbol.Eso felicitaciones por el blog. hablemos de futbol se mucho. conozco muchas canchas y rejas ya que la pasion por mi querida y amado rojo, la mayoria silenciosa,lo he seguido por muchas partes de este flako pais.aguante el rojo...
"Un minuto de silencio para las monjas que tan muerto era era era eh..." Pellicer fue un fiasco en la Unión ahí conocio el agua caliente...Jamás nos ganaran una final...El tomollito sanchez lo ví jugar en tocopilla a los 15 años cuando fui a ver un tio que vive alli. ya se sabía que sería un grande...

José Miguel dijo...

Muchas gracias por tu comentario´y las felicitaciones, pero deben hacerse extensivas a todos los que escriben en este blog.
Todos los que escribimos acá sabemos que el actual periodismo deportivo es una verdadera mierda, salvo unas contadas excepciones.
Por otra parte, también conozco a Sanchéz y lo vi jugar en Tocopilla, también tengo familia allá.
Espero que seguir leyendo tus comentarios y por qué no algunas columnas tuyas.
Saludos.
JM