Subscribe:

miércoles, mayo 03, 2006

Alexis Sánchez: ¿Tu quoque, fili? (¿Tu también, hijo mío?)*

Hace pocos días supimos de la infausta -si, infausta- noticia de que Alexis Sánchez, el pequeño artillero de Cobreloa, era vendido a un grupete de empresarios que lo pondrá, dicen ellos, en el Udinese de Italia. Mala cosa. El fútbol chileno y sus dirigentes no aprenden la lección de que vender en verde no trae sino consecuencias nefastas para jugadores y el fútbol en general. Ya pasó anteriormente en otros recordados casos, como el de Julio Gutiérrez (¿se acuerdan de Londrina 2000?), Mario Salgado y, por supuesto, el "rey" Mauricio Pinilla. Todos promesas. Todos con innegables condiciones. Y, no podía ser de otra manera, todos a la deriva.
Mientras Salgado y Gutiérrez deambulan por clubes mediocres y poco conocidos, (Albinoleffe, serie B italiana, e Indios de la segunda división mexicana, respectivamente) Pinilla es eterno banquero en el Racing de Santander español. Cuando se hizo conocido, el mal llamado "Pinigol" era comparado con Zamorano, Salas, Vieri y un buen número de espejos. Estaba llamado a ser el nuevo referente del fútbol nacional (qué frasecita más ingenua). Hizo algunos goles por la "U", no ganó ningún torneo, pero aún así fue convocado por Olmos a la selección y fue vendido al Inter (¡¡sí, al Inter!!) en una buena tajada. El Inter se convenció de que sus condiciones no eran las mejores y lo mandó al Chievo Verona, donde jugó harto y marcó poco. Los veroneses lo mandaron al Celta de Vigo, club en el que Pinilla se aburrió de carretear y sacar la vuelta. Otra vez poco juego y menos goles. Hoy lo tenemos vegetando a orillas del Cantábrico esperando coger un rebote y llamar la atención de LUN y Mauricio Israel.
Alexis Sánchez corre el riesgo de un futuro similar. Sánchez es, junto a Humberto Suazo, el delantero chileno de mayores condiciones surgido en el último tiempo. Pero aún no está terminada su enseñanza. No se ha lucido en ningún clásico, no ha jugado una Copa Libertadores, no ha sufrido aún el rigor de las patadas y golpes alevosos. Ha sido el único jugador rescatable de un Cobreloa venido en baja, y con apenas 17 años lo harán saltar de la soledad del desierto, del poco acoso periodístico y del regaloneo de los hinchas naranjas a la exigencia de Italia, al cosmopolitismo de la península... Al fútbol fuerte y, porque no, mal intencionado del Calcio.
Es probable que Sánchez, debido a su inmadurez, falta de roce y experiencia termine igual que otros que salen al exterior motivados con fama y éxito, pero que al poco tiempo los tenemos de vuelta (como Juan Francisco Viveros, Alonso Zúñiga o Waldo Ponce) o, simplemente, jugando en equipos de menor cuantía, lejos de la mínima exigencia y del nivel de selección. Confío en Sánchez, un jugador llamado a convertirse en una figura consular en el futuro del fútbol chileno, al igual que Jorge Valdivia, Matías Fernández, Eduardo Rubio y Manuel Iturra. Pero en estas condiciones, donde los dirigentes y empresarios sólo buscan el negocio, donde la prensa calla y bendice, y donde los socios e hinchas son cómplices con su silencio, es muy difícil aventurar un futuro de alegrías. Solo espero estar equivocado... aunque lo dudo.
------------------------------------------------------------------------------------
* Emilio Ugarte, Licenciado en Historia de la Universidad de Chile y estudiante de Periodismo de la UAH.

3 comentarios:

paburo dijo...

Acá siempre se le da tanta importancia... se eleva mucho al jugador... y termina en nada...

en estos momentos... referente chileno... jimenez... mark gonzalez... y ahí termino mi nómina para la selección... (broma...)

yo pienso que primero que todo no hay que elevar tanto al jugador... y no se puede ir antes de los 20 años o tener sus buenos partidos internacionales... en fin... que le vaya bien nu ma'

paburo ¬¬!

José Miguel dijo...

Más que elevar al jugador, hay que tener visión de futuro. Creo que un buen ejemplo fue lo que se hizo con Marcelo Salas a quien lo mandaron a Argentina y el wn rindió, subió su precio y aprendió lo que era jugar en un medio competitivo.
Si Pinilla hubiese estado un semestre en Argentina estaría de vuelta en Chile o metido en algún equipito por ahí.
Sánchez es bueno, pero puede perderse en Italia.
Saludos

karina dijo...

alexis sanches eres muy riko juegas exelente y encontre q tu leccion la isieron de gusto isi es eci fuera q t uviera pagado lo de la leccion ya xauuu melamo karina t admiradora secreta y x ultimo a parte de ser riko juegas exelente a la pelota